Robo a personas, la forma más primitiva de delinquir

El robo a personas es un delito que no requiere la paciencia y planeación de otros ilícitos. Es primitivo y rudimentario. Es la forma más simple y la más utilizada. En el 68 por ciento de los casos se utiliza la violencia, de acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública y de la Fiscalía General de Jalisco.

Existe variedad en el modo de operar. El común denominador de quienes se dedican a este delito es que buscan lugares muy específicos, por ejemplo, calles sin vigilancia u oscuras.

Lugares con poco movimiento de personas, como puentes peatonales, estacionamientos comerciales, paradas de autobús solitarias, calles con lotes baldíos o edificios en construcción.

La víctima puede ser cualquier persona, pero buscan a quienes portan cadenas, anillos, relojes, pulseras, collares modernos, bolsos, chamarras, gorras y hasta calzado vistoso.

Entre más indefensa se vea la víctima, más sencillo es el robo para quienes lo cometen.

Hasta el 31 de agosto pasado, la cantidad de denuncias por robo a transeúntes era de 1 mil 420 delitos, según estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública y de la Fiscalía General de Jalisco.

La siguiente relación de hechos fue elaborada a partir de los testimonios de ocho personas detenidas en el penal de Puente Grande, Jalisco, por su responsabilidad en el delito de robo a mano armada, quienes aceptaron narrar la forma en la que delinquían.

Modus operandi

Cadeneros.- Buscan a su “presa” en lugares transitados, la observan y la siguen. Una vez que están en un lugar solitario o muy concurrido se acercan a la persona, toman la cadena y la jalan, o avientan a la víctima. Ya con el botín en su mano se echan a correr, buscando perderse o esconderse de inmediato.

Bolseros.- Operan de la misma forma que los cadeneros, la diferencia es que sus víctimas siempre son mujeres de todas las edades.

Tumbadores.- Son delincuentes que por lo regular portan un arma blanca (cuchillo, puñal, navaja u otro). Son personas agresivas que no trabajan solos, actúan en parejas. La mayoría roba bajo los efectos de la droga, principalmente piedra o pingas. Su objetivo es robar lo que puedan, todo lo que sea de valor. Para acercarse a las personas lo hacen con el pretexto de pedir la hora, un cigarro, cerillos, información sobre la ubicación de alguna calle. Ya cerca de la víctima sacan el arma, gritan o intimidan con golpes y la despojan de sus pertenencias. Al igual que el resto de ladrones se echan a correr para escapar.

Narcotizadores.- Esta modalidad la emplean principalmente mujeres. Abordan a su víctima en un bar, una fiesta, un autobús foráneo. Generan confianza y ofrecen una bebida, la cual tiene un fuerte narcótico que dormirá a la persona. Una vez que el individuo está narcotizado, le quitan sus pertenencias.

Tumbadores al volante.- La proliferación de “taxis piratas” en la ciudad ha ocasionado que algunos delincuentes se hagan pasar por taxistas y roben a sus pasajeros. Son pocos los casos, pero comienzan a presentarse. Operan principalmente de noche y sobre todo cuando llueve. Se aproximan a lugares concurridos como centros nocturnos, bares o salones de esta. La víctima cree que tomó un taxi normal, pero se llevan la sorpresa de ser asaltados. Ponen el seguro de niños para evitar que el pasajero se baje.

La máquina.- Estos sujetos operan en grupos de más de tres personas. Abordan a la víctima simulando un problema personal, por ejemplo, lo acusan de faltarle al respeto a una mujer. Con ese pretexto lo golpean y lo despojan de sus pertenencias.

imagen2

Medidas preventivas

1.- No porte joyas ni artículos valiosos, sobre todo cuando transite de noche.

2.- Camine o circule por calles iluminadas y concurridas.

3.- Porte sólo el dinero indispensable y, de preferencia, evita cargar sus tarjetas de crédito y débito.

4.- Camine separado de la pared, para tener espacio de correr o pedir ayuda, y en sentido contrario a la circulación de los vehículos.

5.- Si utiliza el transporte público, no baje en lugares solitarios y asegure sus pertenencias al viajar en el camión.

6.- Evite quedarse dormido en el camión.

7.- No ingiera alimentos o bebidas que le proporcionen extraños.

8.- Cambie su ruta, no transite siempre por los mismos lugares a la misma hora.

9.- No hable con extraños.

10.- Evite transitar por lotes baldíos y lugares en construcción.

11.- No practique deporte solo o en lugares solitarios y oscuros.

12.- Si sale de noche, hágalo acompañado.

13.- No viaje con desconocidos.

14.- Antes de subir a un taxi, verifique que el vehículo cuente con sus tarjetas de identificación y no suba si el taxista va acompañado de otra persona.

15.- Al caminar por la calle, observe discretamente que nadie lo siga, haga lo mismo al bajar del camión o tren ligero.

Si usted es víctima de un robo no oponga resistencia, busque alguna característica del asaltante y denuncie.

Written by Bruno Palomera

Leave a Reply